viernes, 9 de febrero de 2007

Día internacional del despecho



La semana próxima, muchas parejitas celebrarán el día de los enamorados (también conocido como día de San Valentín) en nuestro país, pero, ¿habrá quienes celebren el día del despecho? Mi amiga Victoria reflexiona sobre la materia en el siguiente artículo, publicado por el diario El Nacional el lunes 26 de noviembre de 2001. Que lo disfruten...



Teoría del despecho

Por Victoria Rhode

Algunos entendidos en la materia son de la opinión que el despecho femenino es susceptible de ser separado en varias fases o etapas. Hablan de la existencia de cuatro etapas claramente definidas. Cada una posee características y sentimientos propios que conforman una actitud, un comportamiento, más o menos homogéneo, dentro del complejo proceso del despecho. El nombre asignado a cada fase viene dado justamente por la presencia mayoritaria o dominio de uno o más de estos comportamientos. Otro punto resaltante en nuestra teoría, y con el que coincide gran número de expertos, es que dichas etapas no suelen sucederse en un orden predeterminado. Incluso algunas podrían llegar a repetirse a lo largo del proceso. En estas notas me dispongo a analizar, muy someramente —y en primera persona—, cada una de las interesantes etapas del despecho femenino.

La primera que analizaremos ha sido denominada: Todo está okey. Es la etapa de la negación. El problema está allí, frente a nuestras propias narices, pero no lo queremos ver. Todo el mundo sabe lo que está ocurriendo: familia, amigos, compañeros de oficina, todos; excepto nosotras. Nos hemos quedado estáticas en un punto mientras la vida pasa a nuestro lado a gran velocidad. Todavía seguimos con él y creemos ser muy felices a su lado. No lo escuchamos las pocas veces que se llena de valor para decirnos que ya no nos quiere, que existe otra. “Por Dios, si ni siquiera sabrías vivir sin mí, tontito. Sólo estás un poco confundido. Eso es todo”. Definitivamente, es la etapa de la gran estupidez.

El muy maldito es un perro se denomina la segunda etapa. Es una fase explosiva, de gran liberación de energía, casi sólo comparada con el proceso de fisión nuclear. Indignación. Rabia. Mucha rabia. Al fin hemos despertado y reconocemos que hemos sido unas idiotas con el muy maldito que ha terminado siendo un perro como cualquier otro. Aunque esa rabia no deja de ser una especie de mecanismo de autodefensa de nuestro sabio organismo, quien tiene que dirigir tamaña emisión de energía hacia alguna parte, o, en otro caso, reventaríamos como chicharras. Sin embargo hay que tener algo de precaución para no partirle la cabeza al maldito o dejar sin greñas a la bruja. En estos momentos es mejor echar mano a la sensatez. Pensar que la bruja no tiene tanta culpa en el asunto y que el perro fue, hasta hace poco, nuestro cachorrito predilecto. Entonces hay que orientar toda esa agresividad, toda esa violencia adonde mejor podamos sacarle provecho. Dos ejemplos exitosos de esta actitud lo tenemos en Shakira, con su Si te vas, y, en Alanis Morissette, con You Oughta Know.

Llegamos a la tercera fase: La vida no vale nada. Esta es la etapa de más bajo perfil porque realmente andamos por el suelo. La autoestima está en valores negativos. Debemos tener especial cuidado con caer en alguna peligrosa crisis de deshidratación ya que solemos llorar por cualquier cosa. Por esta razón se sugiere ingerir bastante líquido. Mucha agua. También son válidos los productos con grado alcohólico superior a los 12 G.L. porque estimulan la sed del día siguiente. Claro. Por ser esta la fase de mayor riesgo para nuestra salud se recomienda salir de ella lo más pronto posible. Así que consiga los viejos compactos de Leonardo Favio, Ana Gabriel, Laura Pausini o Ricardo Montaner y escúchelos hasta el cansancio mientras acompaña a los mocos y a los lagrimones con algún buen cabernet sauvignon o, en su defecto, una buena vodka sueca.

Aquí vamos de nuevo es la cuarta fase y por ende la última que analizaremos. Es la etapa de la luz al final del túnel oscuro que es el despecho. Aun cuando continuamos con algunos de nuestros sentidos en estado de alerta máxima, la tranquilidad, la sensatez y la autoestima van encontrando el camino. Desde luego todavía desconfiamos de cualquier cachorro que se nos acerca porque sabemos que detrás de todo aparente, tierno y hermoso cachorrito, se encuentra agazapado un enorme rottweiler. Pero como lo realmente emocionante es jugar y no estar sentada calentando banca, en el momento menos esperado saltamos a la cancha. Por lo general, al principio domina la precaución, la suspicacia, pero como nosotras ignoramos cómo hacerlo de otro modo, enseguida hundimos el pie sobre el acelerador —¡hasta el fondo!— y que sea lo que Dios quiera.

5 comentarios:

Juan Ramón dijo...

Muy, muy bueno. Sobre los despechos siempre recuerdo un bar en Acarigua (yo de 15 años ilegal en un bar) llamado MI DESPECHO donde los mesoneros hacían apuestas a ver en cual canción lloraba el tipo. NUESTRO JURAMENTO de Julio Jaramillo y CUATRO CIRIOS de Javier Solís eran las más destructoras. En lo personal siempre le he tenido miedo a las despechadas tipo LORENA BOBBIT.

Víctor Vegas dijo...

jajajaja
...y los despechos de adolescentes que son insuperables... tu anécdota da para un buen relato o un corto cinematográfico, juan ramón, ahora que has demostrado manejar también bien ese lenguaje...

BEBI dijo...

BUENISIMO. TE FELICITO!!!!!
ESAS SON EXACTAMENTE LAS ETAPAS DE UN DESPECHO.... SOLO TE FALTO EN LA ETAPA 3 QUE UNO SE ACUERDA DE LA PERSONA HASTA HACIENDO PIPI. JEJE. CAMINAS Y TE ACUERDAS DE EL. ESTAS TRABAJANDO Y TE ACUERDAS DE EL, ESCUCHAS CUALQUIER CANCION Y TE ACUERDAS DE EL. HUFFF QUE HORRIBLE..... ESA ES LA ETAPA MAS FUERTE DEL DESPECHO. TE SIENTES MORIIIIRRRRR.

PARA PODER PASAR ESTAS ETAPAS RAPIDO Y SIN MUCHO DOLOR LES DOY UN CONSEJITO A TODAS.....

1ªHAY QUE EVITAR ESTAR SOLA.TRATA DE SALIR CON AMIGOS Y SI TIENES POCOS INSCRIBETE EN UN GIMNACIO, ESO TE AYUDARA A DESCARGAR ENERGIAS Y TE PONDRA BIEN LINDA PARA QUE CUANDO LO VUELVAS A VER TE VEA ESPECTACULAR Y ESO TE SUBIRA TU AUTOESTIMA.O PUEDES HACER UN CURSO RAPIDO, ECONOMICO Y SENCILLO, ESO DISTRAERA TU MENTE Y TE AYUDARA A CONSEGUIR ALGUNOS AMIGOS

2ª BOTA O ESCONDE TODO LO QUE TE HAGA RECORDAR A LA PERSONA, Y TRATA DE QUE TUS AMIGOS NO TE CUENTEN ABSOLUTAMENTE NADA DE EL. PORQUE MIENTRAS MAS LO VEAS O SEPAS DE EL. EL PROCESO VA A SER MAS LENTO. Y SI LO VES IGNORALO POR COMPLETO, AGARRA FUERZAS Y ACTUA SUPER NORMAL. ASI TE HECHES A LLORAR DESPUES.

3ª TRATA DE CONOCER NUEVOS AMIGOS, CHATEA, RUMBEA MUCHO (SI TOMAS LICOR, POR FAVOR ESCONDE TU TELEFONO, PORQUE MEDIA BORRACHA PIERDES EL CONTROL Y TE PONES A LLAMAR HASTA A LA ABUELITA DE TU EX NOVIO), SI ERES DE POCOS AMIGOS, VE AL CINE PERO A VER PELICULAS DIVERTIDAS (NADA DE ROMANTICAS), VE AL TEATRO, AL SALON DE BELLEZA Y PONTE BELLA. SAL DE COMPRAS (ESO ES BUENISIMO JEJE) HAS DIETA ESTE ES EL MEJOR MOMENTO YA QUE NECESITAS TENER TU AUTOESTIMA ALTO Y ESTAR ESPECTACULAR PARA QUE TODOS LOS CHICOS VOLTEEN Y SE ENAMOREN Y SOBRE TODO CUANDO EL FULANO TE VUELVA A VER SE QUEDE BOQUIABIERTO JAJA.... Y ASI NO TENGAS GANAS DE HACER NADA DE ESTAS COSAS... POR EL AMOR DE DIOS.... ESCUCHAMEEEE, HAZME CASOOO!!! NO TE QUEDES ENCERRADA EN TU CUARTO. TRATA DE DIVERTIRTE LO MAS QUE PUEDAS ASI NO TENGAS ANIMO. MANTEN TU MENTE OCUPADA, BUSCATE OTRO CHICO PERO RAPIDO Y SOBRE TODO Y MUY MUY MUYYYY IMPORTANTE: TRATA DE NO SABER ABSOLUTAMENTE NADA DE EL NI MUCHO MENOS DE SU NUEVA PAREJA, OJOS QUE NO VEN CORAZON QUE NO SIENTE "RECUERDA QUE LO QUE MAS QUIERES ES OLVIDARLO" SI HACES LO RECOMENDADO TE DOY 1 MES PARA QUE NI PIENSES EN EL .... SUERTE A TODAS Y ADELANTE QUE SOMOS Y SEREMOS SIEMPRE GANADORAS!!!!!

jeni dijo...

Esta súper todo el análisis gracias a Dios no he llegado a la fase #1 al contrario según el me quiere y me adora.... me he descargado totalmente con todo lo que siento, pienso... es difícil muy difícil superar este estúpido despecho... tengo 22 y creo que es primera vez que me enamoro de verdad... No lo puedo olvidar por nada y botar todo lo que me hace recordarlo NO PUEDOOOO... Tomo aguardiente y estoy pendiente del telf., es horrible.. No se lo deseo a nadie de verdad... y más llora uffs... Deseo alejarme pero siento que no puedo y si lo hago no seré yo nuevamente!! Que proceso más complicado…

newstar dijo...

Muy bien descritas las etapas del despecho, tienes toda la razón es un ciclo que no sabes cuando va a terminar. El mejorar o el empeorar, me imagino, dependerá de la voluntad de cada quien y las ganas reales de terminar con el fulano despecho ya que con el chico ya se ha terminado.
Yo apuntaría, según mi experiencia, una etapa intermedia entre la tercera y última etapa, en la cual nos queremos engañar a nosotras misma diciéndonos que toda ya ha pasado que ya lo hemos superado, luchamos con nuestros recuerdos y pensamientos hacia el. Estamos súper felices hasta nosotras misma lo creemos, pero todo es mentira llega un momento en que no podemos tapar el sol con un dedo y nos damos cuenta que no es así, es cuando viene la recaída y retroceso que caemos de nuevo en la etapa de la vida no vale nada, por que nos damos cuenta que seguimos igual.
Es cuando debemos ser mas fuertes y pensar que hay que salir adelante, y hay que hacerlo por que se puede convertir en un ciclo de nunca acabar.
Así que, la vida es un paso y hay que disfrutarla, dejemos a un lado el que no nos quiere que pronto vendrá alguien que merezca la pena.
Un saludo Victor, muy bueno el articulo.